La institución, representativa de la vida cultural de la ciudad, destaca por su arquitectura del siglo XIX y por la colección de pinturas que alberga