Comparte esta noticia:
AI-tarjetaEsta tarjeta serviría para mejorar el acceso a formación, cultura y servicios sociales, de un colectivo formado en la actualidad por dos millones de personas, y 360 comunidades o casas de Andalucía repartidas por la geografía internacional


AI-tarjeta

Esta tarjeta serviría para mejorar el acceso a formación, cultura y servicios sociales, de un colectivo formado en la actualidad por dos millones de personas, y 360 comunidades o casas de Andalucía repartidas por la geografía internacional
La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha apostado por la reforma de la Tarjeta de Andaluz o Andaluza en el Exterior para mejorar el acceso de este colectivo a la formación, la cultura o los servicios sociales. Díaz, que ha presidido en San Telmo la sesión constitutiva del IX Consejo de Comunidades Andaluzas, ha destacado que el colectivo de andaluces en el exterior está formado en la actualidad por dos millones de personas, que encuentran apoyo y asesoramiento en las 360 comunidades o casas de Andalucía repartidas por la geografía nacional e internacional, con un total de 90.000 socios.

Se trata de un colectivo que, por su número, es similar al de muchas comunidades autónomas españolas, tal y como ha explicado Susana Díaz para ejemplificar su relevancia.

La presidenta de la Junta ha reconocido el esfuerzo de las comunidades y casas de Andalucía en el exterior, a lo largo de los últimos treinta años, en “mantener viva la llama de ser andaluz fuera de Andalucía”, en un trabajo “muchas veces silencioso” y poco conocido en el interior de la comunidad, pero que sirve de “apoyo” a las personas que tienen que buscar una oportunidad fuera de nuestras fronteras.

En ese sentido, Díaz ha destacado que las casas de Andalucía han “adaptado su funcionamiento” para dar cabida al “nuevo patrón de andaluz” que se encuentra en el exterior para vivir y trabajar, que son jóvenes de la “generación mejor preparada” de la comunidad.

Susana Díaz ha criticado además la “pesadilla fiscal” que han sufrido los emigrantes retornados con la última reforma fiscal, de tal forma que “han perdido en algunos casos prácticamente todos sus ahorros” y ha considerado que no deben ver “lastrada su capacidad económica” por esta medida injusta.

Asimismo, Díaz ha señalado la necesidad de “mantener vivo el reconocimiento, el trabajo, la cercanía, el apoyo y la atención social y personal” hacia los andaluces en el exterior y de “hacer real su derecho a la participación, tal y como recoge el Estatuto de Andaluces y Andaluzas en el Mundo”.