Comparte esta noticia:

peruLa Fundación +34 Perú; la entidad andaluza bajo la presidencia de Diana Cuellar; Carmen Pérez, consejera de la Emigración por Perú y un grupo de colaboradores, pusieron todo su empeño para que esta fiesta, homenaje a la Virgen del Rocío fuera todo un éxito “al menos nos queda la satisfacción de haber cumplido con estos compatriotas”, explican

peruLa Fundación +34 Perú; la entidad andaluza bajo la presidencia de Diana Cuellar; Carmen Pérez, consejera de la Emigración por Perú y un grupo de colaboradores, pusieron todo su empeño para que esta fiesta, homenaje a la Virgen del Rocío fuera todo un éxito “al menos nos queda la satisfacción de haber cumplido con estos compatriotas”, explican
 

El Centro Andaluz del Perú ha celebrado su anual acción solidaria en el Rocío Chico esta vez en apoyo a los españoles presos en las cárceles de este país.

Gracias a la Fundación +34 Perú, de apoyo a los españoles privados de su libertad en este país,  el centro andaluz ha ayudado a las más de 300 personas que se encuentran internadas en los establecimientos penales en esta tierra cumpliendo su condena “pero  lejos del amor y apoyo emocional de su familia, y sobre todo en establecimientos con muchas deficiencias que denigran los derechos de cualquier ser humano”, ha explicado la entidad.

El Centro Andaluz del Perú bajo la presidencia de Diana Cuellar, Carmen Pérez, consejera de la Emigración por Perú y un grupo de colaboradores,  pusieron todo su empeño para que esta fiesta, homenaje a la Virgen del Rocío fuera todo un éxito “al menos nos queda la satisfacción de haber cumplido con estos compatriotas”, explican.

Fue el Centro Español del Perú en Lima quien los acogió y la imagen de la Blanca Paloma, con sus atributos de Reina bajo palio, lucía como todos los años, “guapa e imponente”:

La Eucaristía, que estuvo Oficiada por el Rvdo. Padre Alfonso Francia, contó  con el coro rociero dirigido por la guitarra de Víctor Meléndez, en el cante y percusión Augusto Gil, ZoritiMegía, Isabel Pérez y Rocío Carlessi.  En un auditorio entregado y también visiblemente emocionado, culminó esta ceremonia con el canto de la Salve Rociera.

Después llevaron en hombros a la Virgen en procesión por las instalaciones para rendirle el homenaje con los cantos, bailes y palmas que dieron lugar al almuerzo de confraternidad donde todo lo recaudado fue ofrecido para la Fundación +34 Perú.

La parte artística estuvo a cargo de la Escuela Pasión Flamenca de las hermanas Cuellar con un gran número de bailaoras de todas las edades que pusieron todo el toque flamenco y la alegría. Además, este año se contó con la danza árabe interpretada por Samara Hassnawi.

El centro andaluz agradece a los asistentes que participaron “no solo a homenajear a nuestra Madre del Rocío sino a poner un granito de arena en esta gran labor que desarrolla esta Fundación + 34 bajo la Presidencia de Martín Castillo y voluntarios,  a quienes agradecemos la oportunidad que nos brindaron de participar en esta gran obra que estamos seguros será un inicio de muchas otras actividades”.

También han querido agradecer al Consejo Directivo del Centro Español del Perú, en su presidente Luis Novo Arcay, a la Consejería de Empleo y Seguridad social de la Embajada de España, al ex Cónsul adjunto Héctor Castañeda, a Juan José Serrano,  a la empresa Productos Ibéricos La Asturiana,  a Rubén Pérez y Pablo Vásquez.

Tal y como explican desde el centro andaluz, la actividad de la Virgen del Rocío, como muchas que se realizan, son en sí un aporte para destacar y resaltar la presencia de Andalucía en el Perú, con “alcance público y en un marco de unificación que ratifica la forma de ser de andaluzas y andaluces, abiertos al mundo, con ánimo universal y aunque la mayoría de los asistentes no ha visitado el Rocío ni jamás ha visto a la Blanca Paloma, la fe y devoción que sienten por ella se pone de manifiesto en esta romería que cada vez va adquiriendo más devotos”.