Comparte esta noticia:

Cerrado un acuerdo en la ITB de Berlín, entre la Junta y el operador Gebeco para atraer a viajeros con alto poder adquisitivo

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha destacado que Andalucía consolida su posición de liderazgo como destino en el mercado alemán, con un crecimiento del 10% en 2016 en la llegada de turistas (1,2 millones) y pernoctaciones (4,2 millones), al que se suma la previsión de aumento de otro 4% este año.

Susana Díaz, acompañada por el consejero de Turismo y Deporte, Francisco Javier Fernández, ha asistido a la Internationale Tourismus Börse (ITB) que se celebra en Berlín, y ha presntado los principales resultados sobre la evolución mercado alemán, en el que la comunidad andaluza aumentó sus cifras por encima de la media de España y de las principales regiones turísticas nacionales.

La presidenta de la Junta ha destacado la importancia comercial de la ITB de Berlín, en la que participan los ocho patronatos turísticos provinciales y un centenar de empresarios andaluces, para impactar en el mercado alemán, que es el segundo internacional en importancia para Andalucía, solo superado por el Reino Unido.

En efecto, los turistas alemanes son los más viajeros del mundo y los europeos que más gasto aportan y que protagonizan estancias más largas. El año pasado, su estancia media en Andalucía fue de 13 días (casi dos más que el año anterior) y su gasto diario promedio de 66 euros (4,5 euros más que el ejercicio anterior y 1,5 más que la media del resto de viajeros que visita la comunidad). Esta combinación de estancias más largas y gastos mayores aumenta la rentabilidad, tal y como ha resaltado Susana Díaz.

La presidenta ha valorado que Andalucía se consolida, año tras año, “como primer destino peninsular en estancias para los turistas alemanes” y ocupa la primera posición en volumen de negocio también en la Península.

En concreto, Andalucía recibió en 2016 la visita de 1,2 millones de turistas alemanes -la mejor cifra hasta el momento-, lo que supone un 10,4% más. Este crecimiento supera la previsión que el propio Gobierno andaluz se había marcado en la anterior edición de la ITB, según ha explicado Díaz.

Igualmente, contabilizó 864.000 viajeros alojados en los establecimientos hoteleros, un 7,4% más; y cerca de 4,2 millones de pernoctaciones, con un aumento del 10%, superior al repunte nacional del 6,6%.

En cuanto al perfil de los viajeros, el alemán tiene preferencia por el alojamiento hotelero, dado que cerca del 70% utiliza esta modalidad, y por el segmento de ‘sol y playa’, aunque exige cada vez en mayor grado una apuesta continua por la innovación y la diversificación en los destinos. Además, ha incrementado su valoración sobre Andalucía, que ya alcanza los 8,3 puntos sobre diez, la más elevada de los últimos años, y tiene un alto grado de fidelización, que en 2016 rozó el 38%.

La presidenta de la Junta, junto al resto de autoridades, en su recorrido por los estand de Andalucía en la ITB de Berlín. (Pinchar en la imagen para ver Ampliación)

Son, ha valorado Susana Díaz, unas “cifras extraordinarias”, que “hace solo unos años pensábamos que estaban fuera de nuestro alcance y que hoy hemos superado”. El objetivo a partir de ahora es “avanzar y seguir creciendo”, mejorando “la nota como destino, la vinculación con Andalucía, la estancia media y el gasto diario”; todo ello en un contexto de competencia con otros destinos del Mediterráneo para el que la comunidad tiene que estar preparado.

En ese sentido, la comunidad acude a la ITB con medio centenar de acciones de marketing dirigidas a “completar la opción de Andalucía para viajar”, entre ellos la presentación de tres nuevos productos turísticos que “se ajustan muy bien a los deseos del público alemán”, como son la Capitalidad Gastronómica de Huelva, el Año Murillo y el 250 aniversario de las poblaciones andaluzas que fundaron emigrantes llegados de Alemania.

Dentro de las oportunidades de negocio que se concretan en este encuentro turístico, Díaz ha valorado el acuerdo que la Junta ha cerrado, en el marco de la ITB de Berlín, con Gebeco, uno de los principales intermediarios turísticos alemanes, especializado en cultura y naturaleza, y dirigido a un perfil de turista urbano y cosmopolita. Este acuerdo va a permitir que la promoción de Andalucía llegue a viajeros con un alto poder adquisitivo y, por tanto, con más posibilidades de viajar.

Por otra parte, Díaz ha insistido en su petición al Gobierno central para que “adapte los tipos impositivos” a los empresarios hoteleros que hacen el “esfuerzo” de abrir todo el año, ayudando a superar la estacionalidad y contribuyendo a “generar empleo y riqueza”.

Promoción de Andalucía en Alemania

Alemania es el mercado extranjero en el que la Consejería de Turismo y Deporte desarrolla un mayor número de acciones promocionales y una mayor inversión, situándose tan solo por detrás del emisor nacional. Así, el Plan de Acción de 2016 en el país germano incluye 50 actividades de marketing para mostrar la región como la opción más completa para viajar.

Dentro de esta estrategia promocional, el expositor de Andalucía en la ITB, de 500 metros cuadrados, presenta un formato renovado y una imagen innovadora más acorde con las nuevas tendencias y perfiles de la demanda. El pabellón alberga a los ocho patronatos provinciales y una zona de trabajo para encuentros profesionales.

En el marco de esta feria, la delegación andaluza mantiene encuentros con operadores y empresas del sector turístico germano para impulsar la comercialización del destino. Además del acuerdo con Gebeco, el Gobierno andaluz ha mantenido una reunión con la empresa Infox, el proveedor alemán con mayor acceso a los intermediarios.

La cultura y el segmento de interior y naturaleza son dos productos en los que se incide durante la ITB de Berlín. También se realiza un plan de comunicación hasta el 12 de marzo que recoge presencia en la revista profesional FVW y en soportes exteriores ubicados en zonas de gran afluencia y notoriedad del recinto ferial Messe Berlín, con el objetivo de fortalecer la presencia de la marca Andalucía y captar un mayor número de visitantes al expositor, que durante el fin de semana acogerá acciones directas al consumidor.